¿Por qué un hijo de Dios no celebra Halloween?

Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es agradable al Señor. Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo. Efesios 5:8-14 (Reina Valera 1960 - RVR1960).


El halloween no es solo una fiesta donde se disfrazan los niños para pedir caramelos o donde se cuelgan calabazas y fantasmas en las casas, las cosas hay que verlas desde sus raíces y el halloween no tienes buenas raíces.

El halloween es una tradición extranjera. El país líder en la  celebración de esta fiesta es Estados Unidos, donde sus orígenes se remontan a los celtas, con la festividad de Samhain, que marcaba el final de verano, la recogida de las cosechas y el comienzo del Año nuevo celta.

Porque la palabra halloween? La palabra ‘Halloween‘ proviene de ‘All Hallows’ Eve’ que significa ‘Víspera de todos los Santos’. Otras formas de referirse a esta festividad son ‘Samhain’ o ‘Noche de Brujas’.

La víspera de los Santos no era por algo bueno sino que creían que los espíritus de los muertos sean buenos y malos iban cruzar al lugar de los vivos y no los iban a dejar cosechar normalmente.

Pero el Halloween no solo fue usado por los agricultores, sino que una secta Satánica que deseaba realizar sacrificios a su amo Satanás, empezaron a disfrazarse y dirigirse a las casas de las personas y pedir un niño, en ese entonces empezó el llamado “truco o trato” que ahora es “dulce o truco”, si no lo querían dar ellos como no eran reconocidos raptaban al niño de tal casa y lo sacrificaban. Empezaron hacer esto cada año y las personas empezaron a sacar calabazas a los patios de sus casas bendecidas por curas “lo cual no daba resultado” para que estos hombres disfrazados no entraran a sus hogares.

Paso el tiempo y las personas envés de tatar de solucionar este problema empezó a unirse para convertirlo en una tradición, empezaron a disfrazar a sus hijos para que tales hombres no los reconocieran y a pedir en vez de niños dulces.

Ahora la pregunta del millón eso está bien para una persona que tiene razonamiento, no hablo solo de los cristianos, sino de aquellas personas que se dan cuenta de lo que están pasando no los adultos, sino los niños al inculcarles hacer tal cosa.

Porque no envés de celebrar el halowen celebramos un día juntos en familia y dejamos esta tradición absurda que solo trae maldición a los hogares.

Dios quiere lo mejor para ti, y te invita a una mejor fiesta, la fiesta que la pasaremos en su reino junto a él, y jamás volveremos a ser atormentados ni por trucos ni por tratos absurdos de personas que adoran al ser del mal.

Solo es una oración la que cambia tu vida y te lleva a esta fiesta interminable, atrévete el te dará más que dulces y premios te dará vida eterna y llena de su amor.